¿Eres un verdadero o un falso emprendedor?

Existen diversas interpretaciones sobre el concepto de la palabra emprendedor. ¿Emprendedor es aquél que abre su propia empresa o es también el que planea hacerlo en un futuro? ¿Un emprendedor nace o se hace? Las respuestas a estas incógnitas podrían estar a un clic de distancia.

Conoce si tienes el perfil de empresario y emprende tu propio negocio
¡Cuidado! ser empresario tiene sus riesgos, pero permanecer como empleado... todavía más
Mujer: empresaria, líder y protagonista
¡Súmate al Desarrollo Emprendedor!

Alerta de nuevos artículos

Deseo que me avisen por correo electrónico cuando se publiquen nuevos artículos o información importante.

e-mail *

Enviar este artículo a un amigo

Enviar este artículo a un amigo
e-mail de su amigo *
Nombre de su amigo *
Su nombre *

En la era de la información, el emprendedor es una especie que se reproduce rápidamente debido al bombardeo de libros, videos y nuevos sistemas de negocios que surgen día con día. Es muy importante comprender lo que es un emprendedor y las diversas clasificaciones existentes, aunque quiero aclarar que dichas clasificaciones están basadas sólo en mi experiencia personal como coach y desarrollador independiente de negocios.

El primer emprendedor

El origen de la palabra emprendedor proviene del francés “Entrepreneur”. La primera traducción al español fue como “pionero”. Para muchos será una sorpresa saber que el primer emprendedor fue Cristóbal Colón, obviamente en el sentido de pionero. Ya para el siglo XVIII se define al emprendedor como un líder que atrae a otras personas con la finalidad de crear organizaciones productivas. Esta definición es muy cercana a lo que en la actualidad es un emprendedor. Ahora bien, la vida de un emprendedor es un camino no un punto de llegada. El emprendedor disfruta y sobre todo aprende del “emprendimiento” al adquirir habilidades y herramientas para hacerlo cada vez mejor. En cambio al dejar de emprender, el emprendedor se convierte en empresario y ya no será más un emprendedor. Un claro ejemplo de emprendedor es el ingeniero Carlos Slim, pues a pesar de tener un extraordinario éxito en los negocios no deja de buscar nuevas oportunidades para seguir emprendiendo. Otras características de los verdaderos emprendedores:
  • Saben permanecer en una empresa hasta llevarla al éxito
  • Son perseverantes y decididos
  • Definen el objetivo a lograr en cada proyecto

Tipos de emprendedores

Muchos me preguntan: ¿cómo iniciar una carrera como emprendedor? La respuesta es sencilla: EMPRENDIENDO. Para saber si estás listo, debes tener mucho cuidado al identificar qué tipo de emprendedor eres. he aquí algunas categorías:
  1. Emprendedor “del futuro”. Es una persona que tiene la visión y el interés de emprender un negocio propio, pero se resiste a dejar o combinar el nuevo negocio con la actividad que lleva a cabo en el presente. Continuamente deja para “el próximo año” su carrera de emprendedor. Para él son comunes frases como: “ahora no tengo tiempo”, “espero comenzar pronto” o “ahora sí, el año entrante lo voy a hacer” pero en realidad nunca “hacen la tarea” ni investigan a profundidad el negocio. En mi experiencia, muy rara vez el emprendedor del futuro iniciará en forma planeada su carrera como emprendedor sino forzado por las circunstancias, o en un arrebato temerario, lo que en la mayoría de los casos conduce al fracaso.
  2. Emprendedor “de escritorio”. Es una persona que posee toda la información para emprender: distingue las tendencias del mercado, percibe las oportunidades de buenos negocios, identifica a los gurús de la industria, compra libros interesantes y sobre todo ¡SÍ LOS LEE! Dan muchos consejos a la gente que desea abrir un nuevo negocio, pero cuando se trata de ellos, NO LO HACEN. A diferencia del emprendedor del futuro, el emprendedor de escritorio tiene muy claro que iniciará su carrera como emprendedor cuando TODO ESTÉ LISTO, EN EL MEJOR MOMENTO PARA INICIAR. Desafortunadamente nunca llega el momento perfecto. Es como esperar a tener hijos hasta que tengas casa, cuna, pañales, ropa, y el pago de las colegiaturas desde el kínder hasta la universidad; simplemente resulta imposible. Siguiendo esta estrategia, tu carrera como emprendedor nunca arrancará.
  3. El “falso emprendedor”. El falso emprendedor es una persona que emprende su propio negocio, pero lo hace por las razones equivocadas. Son aquellos a los que comúnmente escuchas decir: “ya no aguanto a mi jefe”, “estoy harto de mi empresa…”, “no me gusta que me ordenen qué hacer” o “ya no quiero trabajar para alguien más”. Este tipo de emprendedores viven una situación parecida a la que describe Stephen Covey en su ejemplo de la escalera: “puedes dedicar tiempo, dinero y esfuerzo a subir una escalera, e inclusive llegar hasta a la cima, sólo para darte cuenta que era la escalera equivocada”. El riesgo de ser un falso emprendedor es arriesgar todo tu capital en un negocio que no te satisface. Recuerda: TODAS LAS ACCIONES QUE TOMES POR ESCAPAR ESTÁN DESTINADAS AL FRACASO. Haz memoria y recuerda alguna decisión que tomaste por escapar de algo o alguien y cómo terminó.
  4. El Verdadero Emprendedor. El verdadero emprendedor es una persona que cumple con las siguientes características:
    • Sabe lo que ama. Un verdadero emprendedor dedica su vida y sus esfuerzos a las actividades que ama; son personas que disfrutan lo que hacen por el amor que le tienen a su trabajo y ello se nota en los resultados finales. En lo personal te puedo compartir, por experiencia propia, que es una verdadera pesadilla iniciar un negocio con algo que no amas, al igual que es un verdadero placer dedicar tus días a un negocio que te encanta.
    • Piensa, siente, habla y actúa congruentemente. Un verdadero emprendedor vive sus valores de tiempo completo, no sólo mientras está frente a sus empleados o clientes. No me puedo imaginar al dueño de un negocio de la industria del ecoturismo tirando basura cuando se va de día de campo a la Marquesa, o al conferencista motivacional quejándose de la mala situación en el país y de todas las razones por las cuales no ha logrado cumplir sus objetivos y sueños.
    • Tiene un modelo a seguir. Los emprendedores normalmente se apoyan en un mentor, puede ser cercano o platónico, y ese modelo los ayuda a plantear su camino para alcanzar sus objetivos y así llegar a realizar a sus sueños.
    • Entiende que hay tiempo de siembra y tiempo de cosecha. El verdadero emprendedor entiende que no hace las cosas solamente por dinero en el corto plazo, sino que sabe que los negocios tienen un periodo de maduración. El verdadero emprendedor está dispuesto a esperar a que llegue la cosecha, pero mientras ello ocurre sigue aprendiendo y trabajando para su proyecto, porque lo ama y quiere verlo crecer y dar frutos.
    • Está dispuesto a estudiar y aprender. Los verdaderos emprendedores siguen aprendiendo día con día y nunca los escucharás despreciar una oportunidad de aprender algo nuevo.
  5. Espero que esta información te sirva y te ayude a darte cuenta si eres o no un verdadero emprendedor. Te tengo dos buenas noticias. Uno: los verdaderos emprendedores no nacen, se hacen; y dos: se aprende más de los fracasos que de los éxitos. Cualquiera que sea tu situación, no dejes de leer y de buscar ayuda. Ello te llevará a encontrar las áreas de oportunidad que te permitan emprender de forma inteligente y organizada pero sobre todo, a descubrir que tienes lo necesario para poder cumplir tus sueños. ¡Éxito emprendedor!

Roberto Espinosa es ingeniero mecánico administrador por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Coach certificado por Coaching Ontológico, Talanton y CoachVille Spain, su área de especialidad se relaciona con el coaching para emprendedores. Actualmente se desempeña como Director de la oficina México en ADE | Alto Desempeño Empresarial www.adeconsultoria.mx Twitter: @adeconsultoria




Deseo recibir artículos e información importante en mi correo:   

Califica esta idea
  Excelente idea   1    Mala idea

Publicidad en Internet para Impulsar tu Negocio




©2013 IdeasparaPyMEs.com es un sitio sin fines de lucro.