¿Hablas el lenguaje de los negocios en la toma de decisiones?

Aprender a mover las fichas del negocio es insuficiente cuando no sabemos interpretar los resultados de nuestros movimientos y de los demás. Invertir o atraer inversión se logra de manera acertada aprendiendo el lenguaje adecuado; en tus manos está obtener más oportunidades de crecimiento.

El ABC de la administración financiera de tu PYME: El Balance General
El primer paso en la formación de tu empresa ideal: la visión
Conozca en cualquier momento la situación financiera de su negocio y llévelo al éxito
Finanzas y mercadotecnia, el enfoque completo

Alerta de nuevos artículos

Deseo que me avisen por correo electrónico cuando se publiquen nuevos artículos o información importante.

e-mail *

Enviar este artículo a un amigo

Enviar este artículo a un amigo
e-mail de su amigo *
Nombre de su amigo *
Su nombre *

En muchos aspectos, dirigir una empresa es como participar en un juego, y estar al tanto del negocio es muy similar a analizar juegos como el béisbol. Los verdaderos aficionados a dicho deporte conocen cientos de estadísticas, como porcentaje de bateo o de carreras obtenidas. De manera similar, si te tomas en serio tu negocio, deberás poder cuantificar las estadísticas que describan la operación del negocio. La contabilidad en general, y los estados financieros en lo particular, son las fichas (anotaciones) para evaluar los resultados; por ello es llamada “El Lenguaje De Los Negocios” La contabilidad traduce las acciones que se realizan en el mundo de los negocios en un conjunto de números que se utilizan para la toma de decisiones apoyadas en información; captura información sobre el funcionamiento de una empresa, sobre los cientos de obstáculos que tendrás que vencer y sobre tus expectativas futuras. Las reglas de la contabilidad permiten comparar entre empresas similares y entre empresas de otras industrias, estas comparaciones son importantes cuando se está en búsqueda de fondos para ampliar la empresa, tales como préstamos o capital de nuevos inversionistas. Al seguir las reglas, se presentan oportunidades para triunfar o para recibir un trato equitativo en un mercado muy competido. No se requiere ser un experto para tomar decisiones acertadas, generalmente es algo tan sencillo como restar los gastos de los ingresos para determinar la ganancia (utilidad). Hay una tendencia común a considerar a la contabilidad como una ciencia exacta gobernada por reglas aritméticas, pero los números generados son, en realidad, estimados. Aunque las reglas, procedimientos y métodos hacen que los números parezcan hechos absolutos, no lo son. Sin embargo los números representan cómo se maneja el negocio. El balance general y los estados de resultados no son mandamientos sino guías y tienen usos distintos. Existen dos clases de informes financieros y contables, estos son: La contabilidad administrativa: que proporciona información a quienes toman decisiones y forman parte de la empresa. Ya sea que se desee introducir un nuevo producto en el mercado, analizar la información relacionada con los costos, precios, demanda y competencia, para evaluar el potencial del producto, etc. de acuerdo con la información disponible. La contabilidad financiera: ésta proporciona información a quienes toman decisiones como parte externa de la empresa, como inversionistas, acreedores y el gobierno. Supongamos que se desea incrementar fondos haciendo pública la empresa a través de la emisión de acciones a la comunidad inversionista, seguramente requerirán información contable y financiera detallada para hacer una inversión informada. Ejemplo de esto es cuando se decide si introducir o no un producto nuevo o tomar alguna otra decisión administrativa, se utiliza un marco analítico de trabajo más flexible que cuando se intenta atraer capital de la comunidad inversionista. En este sentido la intensión principal de este documento es lograr que la información sea lo más útil posible para propósitos de toma de decisiones interna, es decir la contabilidad administrativa. La contabilidad cuantifica el mundo cotidiano de la compra y la venta. ¿Comprarías algo a un precio mayor al que podrías venderlo? ¡Por supuesto que no!, sin embargo, muchas empresas lo hacen año tras año. Con demasiada frecuencia, en los negocios sólo se ven los costos directos, el mal se aloja en los detalles, las finanzas y la contabilidad ayudan a mantener los demonios en su lugar.

María Inés Morán es Licenciada en Biología con especialización en Tecnología de Alimentos, además cuenta con un posgrado en Administración de Empresas. Desde hace más de siete años, se incorporó al equipo de ActionCOACH convencida del potencial del Coaching de Negocios, y comprometida en apoyar a dueños de pequeñas y medianas empresas. Actualmente, es Directora de Operaciones de la franquicia maestra de ActionCOACH Latinoamérica, teniendo a su cargo el soporte y servicio al cliente de más de 60 coaches.




Deseo recibir artículos e información importante en mi correo:   

Califica esta idea
  Excelente idea   1    Mala idea

Publicidad en Internet para Impulsar tu Negocio




©2013 IdeasparaPyMEs.com es un sitio sin fines de lucro.