Qué es la gamificación y cómo puede ayudar a tu empresa

Jugar siempre se ha asociado al ocio, algo que colocaba a las actividades lúdicas en el polo opuesto del mundo del trabajo y la empresa. Ahora, sin embargo, el juego es una de las mejores herramientas para lograr el compromiso de tus clientes y empleados.

Alerta de nuevos artículos

Deseo que me avisen por correo electrónico cuando se publiquen nuevos artículos o información importante.

e-mail *

Enviar este artículo a un amigo

Enviar este artículo a un amigo
e-mail de su amigo *
Nombre de su amigo *
Su nombre *

En los últimos años se está hablando mucho, en distintos ámbitos, de la "gamificación" (del inglés gamification). Pese a que también tiene detractores, la mayoría de casos en los que se han utilizado estrategias de gamificación se han resuelto con éxito.


Los juegos se empezaron a utilizar en dinámicas de grupo para mejorar el trabajo en equipo, especialmente en los cuerpos directivos de las empresas. Las escapadas de convivencias en las que hay que resolver determinados enigmas, se practican deportes de riesgo o se juega a pintball, son algunos ejemplos de la incursión del mundo lúdico en el empresarial.


Pero la gamificación es más que un fin de semana de juegos para directivos y sus objetivos son mucho más ambiciosos. No se trata tanto de que los miembros de una empresa jueguen sino de utilizar las dinámicas de determinados juegos para situarnos mejor frente a nuestros clientes y para mejorar el rendimiento de los empleados.


Un ejemplo claro que se está explotando bastante en los últimos años es el del poker. Hay noticias sobre cómo los ambientes de Wall Street y Silicon Valley valoran que sus trabajadores practiquen el poker. El alemán Jan Heitmann, que perteneció al Equipo Poker Stars Pro el cual es formado por algunos de los mejores jugadores del mundo, explicaba en un artículo escrito en aquella época que el sector empresarial de su país quería que les mostrase cómo el juego podía ayudar en la toma de decisiones, la lectura de rivales (competencia) o la adopción de estrategias pasivas/agresivas según el momento. Heitmann ha acabado dando conferencias para cientos de personas del sector financiero, consultoría, gestión empresarial e incluso marketing.


Son las habilidades derivadas del juego, más que el juego en sí, las que interesan a la gamificación.


¿Qué es la gamificación?
Es aplicar en la empresa los mecanismos que se dan en los juegos (competición, estrategia, incentivos, socialización, etc.) para desarrollar los mismos valores que éstos fomentan: compañerismo, empatía, esfuerzo, participación, compromiso, motivación, etc.


La gamificación es una herramienta que sirve para crear lazos entre las empresas y sus clientes o las empresas y los empleados, aunque también se utiliza en otros ámbitos como la educación o el marketing.


Se ha demostrado que un empleado que valore su puesto de trabajo, se sienta apreciado, esté motivado y a gusto, es un trabajador más eficiente y comprometido. Los valores que fomenta la gamificación sirven para que las personas que componen un negocio no se sientan ajenas a él, que no crean que trabajan para una empresa sino que sientan que son la empresa.


¿Para qué sirve la gamificación?
La periodista Lauren Brousell, de la revista CIO, resumía en un artículo los 5 puntos clave de las ventajas que la gamificación tiene para nuestro negocio, aunque centrándose únicamente en la relación empresa-cliente. En resumen, la gamificación es útil para:

  • Proporcionar valiosa información sobre quiénes son nuestros clientes
  • Que los clientes puedan ofrecer feedback que utilicemos para mejorar
  • Dar a conocer nuestros productos de mejor manera
  • Ofrecer algo a cambio a nuestra comunidad
  • Ser importantes para nuestros clientes


Estos son sólo algunas de las cosas que la gamificación puede hacer por nuestro negocio. Básicamente nos ayuda a mejorar. Si usamos la gamificación en nuestra estructura de empresa, podremos hacer que nuestros trabajadores estén motivados y se comprometan más. Incluso conseguiremos que conozcan mejor cómo funciona el negocio, de manera que tendremos personas más capaces. Entre los ejemplos de casos de gamificación está el de la empresa de telecomunicaciones Siemens, que conecta a sus trabajadores y departamentos con una app similar al juego FarmVille, lo que permite que todo el mundo sepa quién es quién y qué se hace en cada momento, con lo que la resolución de problemas es mucho más rápida y eficaz.


Una empresa social, participativa, que motiva e incentiva, es una empresa que produce mejor.

Ariadna Rodríguez es una mujer empresaria, emprendedora y coach freelance para varias firmas latinoamericanas. Apasionada del emprendimiento y la economía. Continuamente buscando nuevas cosas de las que aprender y compartir.




Deseo recibir artículos e información importante en mi correo:   

Califica esta idea
  Excelente idea   1    Mala idea

Publicidad en Internet para Impulsar tu Negocio




©2013 IdeasparaPyMEs.com es un sitio sin fines de lucro.